jueves, 21 de febrero de 2013

LA NOTICIA DE LA DIMISIÓN DEL PAPA BENEDICTO XVI



La noticia de la dimisión del Santo Padre nos ha conmovido a todos. A algunos acongojado y angustiado, a otros entristecido y a todos sorprendido.

Es que sin dudas el Papa Benedicto XVI nos está dejando un testimonio que perdurará para siempre ya que sus enseñanzas, como las de sus predecesores,  han sido fieles a las enseñanzas de Cristo, a las de Su Iglesia a lo largo de los siglos y fiel al Evangelio. Ha dicho con firmeza (muchas veces expresadas solo a través del ejemplo) el rumbo por donde se debe transitar.

A partir de la noche del 28 de Febrero de 2013, continuará su servicio en ORACIÓN y SACRIFICIO recluyéndose en un monasterio. Éste es otro ejemplo de que no renuncia a servir a la Iglesia, sino por el contrario, seguirá activo ACOMPAÑANDONOS y velando como un Pastor que cuida a sus ovejas.

No debemos olvidar de AGRADECER a DIOS por habernos dado a este Papa tan amable, generoso y luminoso. Y debemos acompañarlo en su nuevo destino orando por él y ahora también disponiéndonos a rezar y recibir al Papa que será elegido en el próximo Conclave y que sin duda tendrá una difícil tarea por los tiempos que se avecinan.


ACLARACIÓN REFERENTE A LA PROFECÍA DE LOS PAPAS EN GARABANDAL:

Se han recibido mensajes de todas partes, y no se detienen, en los que se vincula Garabandal con la noticia. Y, es cierto, Garabandal tiene algo que ver porque, todos recordarán, que a la muerte de Juan XXIII, la Santísima Virgen le había revelado a Conchita que “quedaban tres Papas antes del fin de los tiempos”. Eso dio origen a distintas interpretaciones erradas. Por eso, ahora ante este acontecimiento, conviene aclarar que:

  1.  El fin de los tiempos no es el fin del mundo. Es el fin o ruptura de una época.
  
2.  Esa revelación tampoco significa el fin del Papado. En ningún momento Conchita dijo que NO habría mas Papas.

  3.  Había dos cuentas que se hacían y era de acuerdo a si se consideraba el pontificado de Juan Pablo I o no. Si se lo incluía, el fin de los tiempos debía comenzar ya con Benedicto XVI, sino ahora a partir del fin de su Pontificado. Así que estamos ante momentos muy importantes para la Iglesia y para el mundo.

Sin lugar a dudas que estamos a las puertas de grandes acontecimientos y que estando la apostasía en marcha y la fe de la Iglesia en crisis, es de esperar tiempos muy duros para la Iglesia y también para el mundo. Nuestro sostén debe ser la oración del Santo Rosario (como pidió especialmente el Beato Juan Pablo II), la asidua participación de la Eucaristía y la adoración al Santísimo.

Es también el cumplimiento ordinario de los Mensajes de la Santísima Virgen.

No debemos olvidar que Jesús, como lo prometió, no abandonará nunca a Su Iglesia y que el Cielo también nos ayudará con Gracias especiales para que nuestras conciencias tengan mas claridad de la profundidad del pecado y de cuánto nos AMA DIOS y que así amemos más a los Sagrados Corazones de Jesús y de María y se viva una vida de cara a ELLOS.

Sobre el Gran Aviso y el Milagro anunciados en Garabandal: cliquea aquí.

Nos encomendamos especialmente a nuestra querida Santa Madre del Cielo que, como Madre y Misionera, acompaña a la Iglesia y al Papa para que finalmente alcancemos el Triunfo de su Corazón Inmaculado, como lo dijo en Fátima.

Amén.



Primer Mensaje:

 -18 de Octubre de 1961-

Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia. Tenemos que visitar al Santísimo con frecuencia. Pero antes tenemos que ser muy buenos. Si no lo hacemos nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la copa, y si no cambiamos, nos vendrá un castigo muy grande.

Segundo mensaje:

-18 de Junio de 1965-

La Virgen dijo "Me da mucha pena decíroslo yo, pero os lo tengo que decir para vuestro bien", por esta causa fue el Arcángel San Miguel quien lo dijo a Conchita el día 18 de Junio de 1965.

El mensaje que la Santísima Virgen ha dado al mundo por la intercesión de San Miguel.

El Ángel ha dicho:La Virgen dijo "Me da mucha pena decíroslo yo, pero os lo tengo que decir para vuestro bien", por esta causa fue el Arcángel San Miguel quien lo dijo a Conchita el día 18 de Junio de 1965.

El mensaje que la Santísima Virgen ha dado al mundo por la intercesión de San Miguel.

El Ángel ha dicho:

Como no se ha cumplido y no se ha dado mucho a conocer mi mensaje del 18 de octubre, os diré que este es el último. Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Los Sacerdotes, Obispos y Cardenales van muchos por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas mas almas. La Eucaristía cada vez se le da menos importancia. Debemos evitar la ira de Dios sobre nosotros con nuestros esfuerzos. Si le pedís perdón con alma sincera, Él os perdonará. Yo, vuestra Madre, por intercesión del Ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos. Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación. Pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos. Debéis sacrificaros mas, pensad en la Pasión de Jesús.


Leer más: Clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario