viernes, 19 de septiembre de 2014

Profecía, mensaje y secreto de la Virgen de la Sallete, Francia, en castellano y con citas bíblicas

El Papa Juan Pablo II la llamó 
la Reina de las Profecías

Dice la Virgen: 
"YO DIRIJO UN APREMIANTE 
LLAMADO A LA TIERRA"



Profecías de La Salette con citas bíblicas de referencia a los mensajes dados a Melania y Maximino en el siglo 19 y que han de cumplirse como ya muchas cosas se han cumplido, y siguen hoy día cumpliéndose. Habla del castigo por la guerra y la purificación de la Tierra, ya que los pecados claman Justicia al Cielo "... porque nadie implora ya misericordia y perdón para el pueblo, porque no hay almas generosas, no hay ya más personas dignas de ofrecer la Víctima sin mancha al Eterno en favor del mundo..." expresa, entre otras reflexiones y en incontenible llanto, Nuestra Señora. Distribúyanlo. Dios les bendiga. 

Fuente: Gloria TV


Mensaje de María Santísima




“- Amados hijos Míos, hoy, cuando vosotros ya conmemoráis Mi APARICIÓN en la Alta Montaña de LA SALETTE a mis dos pastorcitos MAXIMINO y MELANIE, donde Yo aparecí llorando y comuniqué Mi Gran MENSAJE y el Gran SECRETO de los Últimos Tiempos al mundo entero, Yo Vengo a invitaros una vez más a mirar hacia Mis Lágrimas y a responder a estas Lágrimas con vuestro amor, con vuestro “si” total, generoso, irrestricto al llamado de Mi Corazón Inmaculado que en la Alta Montaña de LA SALETTE convocó a todos Mis hijos, a todos Mis Verdaderos Soldados, Mis Apóstoles de los Últimos Tiempos a salir, llevando Mi Mística Luz para el mundo entero.

Responded “si” a Mis Lágrimas, con vuestro amor siempre mayor, siempre más abrasador, siempre más completo, total, irrestricto, incondicional. De manera que vosotros con vuestra docilidad completa a Mis Mensajes podáis ser signos de Mi Amor para el mundo entero, de manera que todos Mis hijos que están alejados de Mi y que yacen en las tinieblas esclavizados por satanás por medio del pecado, puedan finalmente ser liberados de las cadenas que los atan y puedan al fin venir a Mi encuentro, que os espero llena de Amor para amarlos, para curarlos, para liberarlos, para renovarlos y perdonarlos, para reconciliaros con Dios, que cual Padre amoroso llama y espera que todos Sus hijos regresen a Sus brazos amorosos.
Así Mis hijos, seréis el eco de Mi Voz Materna que resonó en lo alto de aquella montaña de LA SALETTE hace tanto años atrás, para que así verdaderamente el mundo entero pudiera escuchar Mi Voz e ir en dirección del sonido de Mi Voz, a fin de que Me pueda encontrar y encontrándoMe encuentre la Vida Eterna.

Responded “si” a Mis Lágrimas, con vuestra Oración hecha cada vez más Conmigo y por medio de Mí. Las rosas que Yo traía en Mi Aparición en LA SALETTE alrededor de Mis Pies, de Mi Corazón, de Mi Pecho y de Mi Cabeza eran el Símbolo de los Misterios Gozosos, Dolorosos y Gloriosos del Rosario. Eran también el símbolo de vuestra ORACIÓN, SACRIFICIO y PENITENCIA, cada vez más hecha con generosidad de alma, cuerpo y de corazón tal como lo hicieron Mis Pastorcitos de LA SALETTE, Mi hijita Bernardita de Lourdes, Mis Pastorcitos de Fátima, Mi hijito Marcos y todos aquellos hijos Míos que atendiendo a Mi llamado respondieron si a Mi pedido de Oración y Penitencia cuando les Aparecí por toda la faz de la Tierra.

Si vosotros responded “si” a Mi llamado de Oración, verdaderamente, vosotros podéis ofrecerMe todos los días rosas blancas místicas de Oración, cuya fuerza será recogida por Mí, para que Yo presente al Padre Eterno para suplicar la Conversión de los pecadores de forma que sea un gran poder.
Un gran poder para detener el avance de Satanás y de las fuerzas malignas en el mundo. Un gran poder para detener los daños y los estragos que los malos, que los pecadores, que aquello que no aman a Dios cometen día, tras día contra los buenos, los justos y la Obra del Señor.
Un gran poder para derribar todos los esfuerzos de satanás y neutralizar todo aquello que él hace para la destrucción, no solamente de vuestras almas y de la Fe Católica en el mundo, sino también del propio Planeta en que vivís.

Si vosotros responded “si” a Mi llamado de Oración todos los días Conmigo, vosotros bloqueáis una gran pare de los esfuerzos de satanás y hacéis que el Bien, que la Fuerza Divina del Señor y del Amor de Mi Corazón Inmaculado cada vez más avance y Convierta a los pecadores transformándoos en Nuevos Siervos del Altísimo, en Nuevos Instrumentos de Gracia para la Salvación del mundo.

Si vosotros responded “si” a Mi llamado de Sacrificio y Penitencia, vosotros Me ofrecéis todos los días muchas rosas rojas de Sacrificio, rosas Amarillas y Místicas de Penitencia para que Yo ofrezca todo eso al Señor para apresurar la hora de Su mayor Triunfo, para apresurar la hora del Milagro de Su Gracia, que va a transformar este mundo pervertido en que vivís en un Nuevo Jardín de la Santísima Trinidad. Va a transformar este mundo en el Reino de Nuestros Sagrados Corazones Unidos.

Responded “si” a Mis Lágrimas, dándoMe vuestras vidas para que Yo pueda dirigirlas, para que Yo pueda servirMe de vosotros como Yo quisiera, para Mis Planes de Salvación de la Humanidad, para llevaros adonde quiera que Yo quiera, para donde Mi Corazón Inmaculado en unión con el Espíritu Santo quisiera soplar, para que a través de vuestras Manos Yo pueda levantar lo que satanás derribó, Yo pueda curar las almas que satanás hirió, Yo pueda edificar donde satanás causó estragos y pueda allí proclamar la mayor Victoria del Señor.

Si vosotros Me ayudáis, se vosotros colaboráis con Mi Plan de Amor como hicieron Mis Pastorcitos de LA SALETTE, entonces, vosotros secáis Mis Lágrimas, vosotros hacéis verdaderamente, que la Llama de Mi Amor irrumpa poderosamente y se propague de corazón a corazón abrasando el mundo entero.

Tal como Yo pedí la colaboración de dos humildes y pequeñitas, pobres niños en LA SALETTE, también hoy pido a vosotros, Mis pobres y desconocidos hijos, desconocidos del mundo y pequeñitos, para que a través de vosotros Yo realice Mi Plan de Amor y alcance Mi Mayor Triunfo.

Yo estoy con vosotros! No debéis temer nada! Sé que sufrís, sé que sois perseguidos e agraviados por los malos y por los pecadores, que todos los días os causan sufrimientos sin cuenta. Pero Yo, vuestra Madre, estoy con vosotros, estoy a vuestro lado y lucho por vosotros.

¡CON VOSOTROS ESTÁ QUIEN YA VENCIÓ EL MUNDO!

Y es por eso que vosotros Mis hijos al final Triunfaréis, porque la Fuerza de Mi Amor Materno y Misericordioso jamás podrá ser vencida por el demonio. Él no puede penetrar Mis Designios, no puede penetrar los Planes Insondables de Mi Corazón Inmaculado. Por eso, no podrá jamás alcanzarMe ni vencerMe.

¡MI CORAZÓN TRIUFARÁ!

Y vosotros Mis hijos, que todos los días Me obedecéis con docilidad y que ahora cargáis la cruz Conmigo. Vosotros llegaréis a la Resurrección. Vosotros Triunfaréis y a Mi lado cantaréis el Himno de la Victoria, cuando el Señor en unión con Mi Corazón traiga Nuestro REINO DE AMOR para el mundo entero.

A vosotros sólo, pido ahora: PACIENCIA, PERSEVERANCIA, VALOR, VALENTÍA, ÁNIMO Y ESPERANZA.

ORACIÓN, MUCHA ORACIÓN! ÉLLA ES LA ÚNICA RESPUESTA! ELLA ES LA ÚNICA SOLUCIÓN. ELLA ES LA LUZ QUE OS ILUMINA EL CAMINO TODOS LOS DÍAS. REZAD MUCHO! REZAD INTENSAMENTE COMO YO EN TODAS MIS APARICIONES OS PEDÍ Y VOSOTROS EN LA ORACIÓN SERÉIS ILUMINADOS, SERÉIS CONFORTADOS, SERÉIS GUIADOS E INCLUSO CARGADOS POR MI EN EL CUMPLIMIENTO DE LA VOLUNTAD DEL SEÑOR HASTA LA PERFECTA VICTORIA.

Responded “si” a Mis Lágrimas consagrándoMe toda vuestra vida, para que ella me pertenezca, sea Mía y Yo por medio de ella haga descender sobre el mundo todo una verdadera lluvia de luz que pueda expulsar toda la tiniebla, toda la oscuridad que satanás esparció en la Tierra entera.

Vosotros vivís bajo de Mi SECRETO DE LA SALETTE, que aún se cumple, que aún no está completamente terminado. Vivís bajo de aquellos Misterios que Yo en aquella Alta Montaña revelé al mundo todo por medio de Mis dos pobres niños elegidos y al final como vosotros bien ya oísteis:

MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ! DIOS SERÁ DE NUEVO SERVIDO, AMADO, ADORADO Y GLORIFICADO.

Por eso Mis hijos, camináis cada vez más a la Luz de esta promesa favorable que Yo os di:


MI CORAZÓN TRIUNFARÁ Y MIS VERDADEROS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS ESTARÁN GLORIOSOS A MI LADO EN MI TRIUNFO, COMO OTRAS TANTAS ESTRELLAS, COMO UNA LUMINOSISIMA CONSTELACIÓN A CORONARME EN MI MAYOR VICTORIA"

Mensaje dado el 19-9-11 al vidente  Marcos Tadeu. 

Aclaración: Si bien este blog no se expide acerca de la veracidad de este mensaje, la gravedad del momento que vive el mundo y la contundente llamada a la oración que se desprende del mismo resultan de gran actualidad; no es más que la reiteración del pedido formulado por la Virgen Santísima en La Salette, aunque con un énfasis hacia el momento actual. En esa inteligencia ha sido publicado. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario