viernes, 11 de diciembre de 2015

Oración al Cristo de la Humildad y la Paciencia


Señor de la Humildad y la Paciencia,
siguiendo tu ejemplo 
y con la ayuda de tu gracia,
me propongo aceptar con humildad
mis propias cruces y dolores.

Tú que dijiste:
"Venga a Mí todos los que están
afligidos y agobiados, que yo los aliviaré.
Carguen sobre ustedes mi yugo
y aprendan de mí, que soy paciente 
y humilde de corazón",
recíbeme ahora, que me pongo
en tu presencia herido y dolorido
y ayúdame a superar con paciencia
las pruebas y contrariedades de la vida.

Acepta la ofrenda que te hago de mi cruz
y cárgame con la tuya, así encontraré alivio,
porque tu yugo es suave, y tu carga ligera. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario